Efecto de la Psoriasis en la Vida de quien la padece.

La psoriasis puede afectar órganos internos
febrero 21, 2019
Discriminación a enfermos con psoriasis
febrero 21, 2019

“El efecto de la psoriasis no mata, pero arruina la vida de quienes lo padecen.”

Mercedes Garaikoetxea Presidenta de la asociación vasca de afectados de psoriasis

Lesiones en la piel, acompañada por picores y descamación, son características de la psoriasis, una dolencia de la piel que sufren unos 40.000 vascos y que en el mundo afecta al 2% de la población.

“Sólo pedimos compresión y respeto”, reclaman en el Día Mundial de la Psoriasis.

BILBAO. “La psoriasis no mata, pero puede arruinar la vida de las personas que la padecen.

Muchos enfermos luchan cada día contra el rechazo social que sufren, sobre todo, en una sociedad donde lo que prima es la belleza, el aspecto externo”, reconoce Mercedes Garaikoetxea, presidenta de la Asociación vasca de Afectados de esta enfermedad.

¿La psoriasis es una dolencia que está infravalorada?

Sí. Sus síntomas pueden no llegar a ser graves -lesiones enrojecidas, escamosas e inflamadas que pueden producir picor- pero sí ocasionan grandes perjuicios.

Además, en los casos más severos de la enfermedad, a calidad de vida de las personas que la padecen se ve mermada.

¿Qué tópicos infundados suelen atribuirse a esta enfermedad?

La psoriasis no es sólo una enfermedad de la piel, sino un problema del sistema inmunológico propio por lo que en ningún caso puede contagiar a otras personas.

Es necesario que la sociedad entienda que no se contagia, que no tiene ningún peligro para ellos y que el aceptarlo y el saber lo que la gente sufre ayuda de forma muy importante a la recuperación de los paciente.

¿En quién se manifiesta más frecuentemente la psoriasis?

Por igual en ambos sexos, más frecuentemente en personas jóvenes, con una edad media de aparición, que además tiene un gran impacto emocional, pues entre los efectos descritos figuran el sentimiento de vergüenza, depresión, ansiedad y preocupación por la evolución de la enfermedad.

¿Cree que los afectados sufren como una suerte de estigma social?

Además de las molestias, lo peor, según nos cuentan los afectados en la Asociación, es cómo les miran algunas personas por la calle.

Las emociones de rechazo que tienen se van agravando con las formas moderadas y graves de la enfermedad.

El desconocimiento que existe sobre esta dolencia hace que estos enfermos sean mirados mal.

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria de la piel, crónica, de base genética y no contagiosa.

El rechazo social influye de manera decisiva en la vida del paciente.

¿Estos enfermos se sienten condicionados por la opinión que tienen los demás de ellos?

Suelen tener problemas de autoestima que se incrementan por el desconocimiento que tiene la sociedad sobre la enfermedad.

Un porcentaje elevado de personas creen todavía que la psoriasis se puede contagiar.

Ello hace que quienes sufren psoriasis perciban temores infundados y rechazo social.

Además de los problemas de salud que acarrea, los pacientes sufren también problemas en el trabajo si la tienen en lugares visibles, como las manos o la cara En los casos graves de la dolencia, la repercusión es a todos los niveles; afecta a su vida laboral, pero también a la vida sexual y de pareja.

Los afectados suelen anticiparse rechazo.

Porque al que le han dado una vez un chasco en la playa, igual no vuelve.

Y eso que el sol es uno de los mejores tratamientos.

A muchas personas afectadas les han pedido que se vayan de una piscina, por ejemplo.

Muchos enfermos ya no van a un vestuario por tener que cambiarse de ropa ante personas.

A algunos les cuesta incluso aceptar relaciones nuevas. Hay que luchar contra esto, explicar que no es una enfermedad contagiosa.

¿La sociedad juega algún papel para normalizar esta dolencia?

Puede lograr la estabilidad emocional del paciente y su integración plena.

Mucha veces es la propia persona afectada de psoriasis quien se inhibe y no establece nuevas relaciones.

Piensa que por su aspecto físico van a ser rechazados.

¿La psoriasis tiene un componente genético?

Algunas personas con psoriasis tienen predisposición genética a padecerla y se puede desencadenar o no según las circunstancias.

Pero, en muchísimos casos no es hereditaria.

Algunos factores que la desatan pueden ser los traumáticos, algunos medicamentos, cambios hormonales, sobrepeso o el estrés.

¿Son conscientes de que la terapia es para toda la vida? ¿La cumplen?

Al ser una enfermedad crónica, el tratamiento deberá ser de por vida.

Lo que ocurre es que muchos pacientes se cansan y dejan la terapia.

Sin embargo, tienen que tener claro que sin la constancia el tratamiento no será efectivo.

También es cierto que más del 70% de las personas afectadas por la dolencia dice estar descontento con su tratamiento y considera que no se le proporciona una terapia eficaz.

¿Esperan que la investigación genética encuentre una solución a la psoriasis, si no una cura?

Las esperanzas las tenemos depositadas en la investigación genética.

Esperamos que dé con un producto más cercano a nosotros, como se ha encontrado la insulina para los diabéticos.

Sabemos que es difícil de investigar, porque es una enfermedad multigénica, que implica muchos genes distintos.

Confiamos que encuentren un producto que equilibre el cuerpo para que deje de producir células de más.

¿Cuál es el objetivo que persiguen las Asociaciones de Afectados en el Día Mundial de la Psoriasis?

La finalidad de estos días es dar a conocer el efecto de la psoriasis; que la sociedad disponga de información sobre ella.

Solamente de este modo conseguiremos eliminar el rechazo social que provocan las personas con psoriasis en fases agudas. Hablando de la psoriasis lograremos desterrar los falsos mitos que giran en torno a la enfermedad y que tanto daño psicológico provoca entre quienes la padecen.

Un impacto que suele ser peor que los propios brotes de la patología.

Fuente: http://www.deia.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *