Tipos de Psoriasis

Existen diferentes tipos de psoriasis que se  pueden presentar en diversas formas y en distintas áreas del cuerpo, para lograr un mejor conocimiento de estos tipos de psoriasis presentamos los más comunes.

Psoriasis vulgar o en placas: Es la más frecuente. Se caracteriza por la formación simétrica de placas de 1 a 30 centímetros, localizada en cualquier zona de la piel especialmente rodillas, codos y cuero cabelludo.

Las lesiones pueden durar hasta meses e incluso años, se dan sucesivos brotes que se van extendiendo al tórax y las extremidades.

Cuando las lesiones conforman grandes placas con bordes geográficos, el cuadro se denomina psoriasis gyrata; otras veces aparece una zona central más clara y el cuadro se llama psoriasis anular.

Psoriasis en gotas: Se presenta en formas de gotas o pequeños puntos menores de 1 centímetro, localizadas preferentemente en el tronco.

Este tipo se da con más frecuencia en niños y en jóvenes, suele aparecer bruscamente luego de una infección estreptocócica de las vías respiratorias superiores.

Dura dos o tres meses y desaparece espontáneamente, salvo en algunos individuos que sufren brotes recurrentes. Suele reaparecer en la edad adulta como otro de los tipos de psoriasis.

Psoriasis eritrodérmica: Presenta lesiones en más del 90% del cuerpo que pueden llegar a afectar el estado de salud del paciente ya que se produce fiebre, aumento de leucocitos, desequilibrio electrolítico, déficit proteico, etc.

La eritrodérmica puede aparecer a partir de una psoriasis vulgar, tras un brote de psoriasis pustulosa, o bruscamente tras un periodo de intolerancia al tratamiento.

Psoriasis pustulosa generalizada: Es variante, aguda e infrecuente. Generalmente aparece en pacientes con otros tipos de psoriasis y tras la aparición de factores desencadenantes.

Las placas aparecen en pocas horas por medio de pequeñas pústulas llenas de pus no infectado, luego se secan, desaparecen y reaparecen en nuevos brotes. Si aparecen lesiones subungueales, la uña puede llegar a desaparecer.

Varias semanas después, el paciente vuelve a la forma de psoriasis que padecía o a una psoriasis eritrodérmica.

Adicionalmente se presentan fiebre, mal estado general y aumento de leucocitos; puede ser mortal.

Psoriasis palmoplantar: Brotes de pústulas estériles sobre palmas y plantas. Las pústulas pueden convertirse en grandes áreas de pus que se secan en 8 a 10 días formando escamas y costras marrones.

Posteriormente en la zona afectada se producen callosidades amarillentas que pueden agrietarse y producir tanto dolor que son invalidantes.

Ocasionalmente, esta forma de psoriasis se asocia con dolor del tórax, entre la clavícula y la primera costilla y el esternón.

Psoriasis acral: Este tipo es muy extraño, se define por la aparición de una erupción pustulosa alrededor de las uñas, sobre todo de las manos.

Se acompaña de la destrucción y pérdida de las uñas.

Psoriasis lineal: Se le llama así por que las lesiones toman una forma lineal.

Psoriasis invertida o psoriasis de pliegues: Afecta principalmente las axilas, las ingles, interglúteos, submamarios y el ombligo.

Las lesiones son placas de color rojo intenso, uniformes, lisas, brillantes y de bordes definidos, no tienen escamas.

Puede haber una fisura dolorosa en el fondo del pliegue y por tanto riesgo de infección. Lo más común es que estás lesiones aparezcan junto con la psoriasis vulgar.

Psoriasis del cuero cabelludo: Se presenta normalmente junto a lesiones cutáneas. Puede manifestarse como placas descamativas similares a las de la piel o bien como placas gruesas de escamas adheridas al pelo.

Artropatía psoriásica: Comienza frecuentemente entre los 35 y los 45 años, generalmente en pacientes previamente diagnosticados de psoriasis. Es un tipo de psoriasis más invalidante que la psoriasis estrictamente cutánea.

Este tipo debe tratarse en conjunto con el dermatólogo y el reumatólogo.

Nota: Estimado visitante, le recordamos que este material es meramente informativo y no sustituye la visita al médico. Para saber más sobre el tema y tratamientos consulte con su médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *